receta-salsa-de-tomate-con-albahaca

 

Esta receta de salsa de tomate con albahaca os permitirá tener una base excelente para mezclarla con pasta, arroz, carne e, incluso, como base para hacer pizzas. La salsa de tomate lleva un buen sofrito de cebolla y ajo, está bien condimentada con sal, pimienta y un poco de azúcar para corregir la acidez del propio tomate y, finalmente, aromatizada con albahaca. La receta permite que le deis vuestro propio toque. Así, podéis cambiar la albahaca por otras hierbas aromáticas y veréis como cambia el sabor (romero, tomillo, ajedrea, hinojo, una mezcla de todas ellas…). Y para aquellos que os gusten las conservas, podéis ponerla en botes de cristal y hacerles el baño maría para que aguanten mucho tiempo en el armario. Un recurso ideal para tener siempre salsa de tomate casera disponible.

 

Ingredientes

1 kg de tomate de pera maduro rallado (o también podéis ponerlo pelado, sin semillas y cortado a trocitos pequeños)
2 cebollas picadas (también podéis sustituirlas por chalotas o puerros)
2 dientes de ajo picados
20 hojas de albahaca picadas (también podéis utilizar otras hierbas aromáticas)
3 c.p. de azúcar
Sal
Pimienta negra
Aceite de oliva virgen extra
(c.p.: cucharada de postre)



Preparación de la salsa de tomate con albahaca

  1. En una sartén con aceite de oliva, sofreír la cebolla picada a fuego muy lento 30 minutos.
  2. Añadir los dientes de ajo picados y seguir sofriendo a fuego muy lento también unos 20 minutos más. Remover a menudo y vigilar que no se queme el ajo.
  3. Cuando la cebolla y el ajo empiecen a dorarse, incorporar el tomate rallado (también podríais ponerlo pelado, sin semillas y a trocitos pequeños), el azúcar, la sal, la pimienta negra y la albahaca picada y dejar cocer de 30 a 40 minutos para evaporar parte del agua que llevaba el tomate. Cuanto más agua evaporéis, más seca quedará la salsa de tomate con albahaca. Si poneís el tomate pelado, sin semillas y cortado a trocitos, es probable que lo tengáis que cocer menos tiempo porque ya le habréis retirado parte del agua previamente.
  4. Apagar el fuego y dejar reposar unos minutos antes de usar.
  5. Esta salsa de tomate con albahaca podéis usarla con cualquier tipo de pasta, como base para una pizza, para unos mejillones a la marinera o cualquier receta que os venga a la cabeza donde necesitéis una salsa de tomate.
  6. Si deseáis guardar en conserva la salsa de tomate con albahaca, ponerla en botes de cristal y hacerles el baño maría durante 20 minutos. Luego, ponerlos boca abajo, esperar que se enfríen y ya los podréis guardar en el armario.
Resumen
recipe image
Nombre receta
Salsa de tomate con albahaca
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
51star1star1star1star1star Based on 6 Review(s)