receta-crema-de-alcachofa

 

La crema de alcachofa es, quizás, la gran olvidada de las cremas. No es muy habitual encontrarla en restaurantes y tampoco es de las más populares a nivel casero. Sin hacer un estudio al respecto, no creo que nos equivocáramos mucho si afirmáramos que el hecho de tener que prepararlas para obtener los corazones, un trabajo notorio y entretenido, es una de las principales causas que explica su arrinconamiento. Asimismo, se necesita una cantidad considerable de alcachofas si lo que queremos es hacer una crema, lo que encarece el coste del plato y, consecuentemente, tampoco ayuda mucho a su popularización. Todo ello es una lástima porque, si la alcachofa ya es buena de por sí, la crema de alcachofa concentra todo su sabor y lo magnifica. A diferencia de otras cremas, donde el sabor de la verdura queda atenuado y adormilado, la crema de alcachofa acentúa aún más los rasgos distintivos que tan caracterizan el peculiar sabor de este vegetal: dulzura perfumada, acidez sutil y sabor intenso inconfundible.

 

Ingredientes para 4 personas

2,5 kg de alcachofas
1 cebolla o puerro en juliana
1 l de caldo de pollo (o de verduras o agua)
40 g de aceite de oliva virgen extra o mantequilla
Pimienta blanca
Sal
Para acompañar: picatostes de pan fritos, un chorro de aceite de oliva virgen extra o unos dados de queso fresco



Preparación de la crema de alcachofa

  1. En primer lugar, se tienen que preparar las alcachofas para obtener los corazones. Cortar y retirar la mitad superior de las alcachofas, cortarlas por la mitad, sacarles las primeras hojas de color más verde oscuro, cortar un poco el tronco, pelarlo y vaciar la parte central peluda de las alcachofas para quedarse finalmente con los corazones que utilizaremos para la crema de alcachofa. Si no queremos que se oxiden mucho y se pongan negros enseguida, sumergirlos en agua fría hasta que los tengamos que usar.
  2. Una vez tengamos los corazones de alcachofa preparados, poner la mantequilla o aceite de oliva en una olla alta y sofreír la cebolla o puerro hasta que empiece a coger color, a fuego lento. Unos 10 minutos.
  3. Añadir los corazones de alcachofa en la olla y sofreír 5 minutos más.
  4. Incorporar el caldo de pollo (o caldo vegetal o agua) hasta que cubra los corazones de alcachofa. Salpimentar y dejar hervir unos 20 minutos, hasta que los corazones estén blandos. Se puede comprobar pinchándolos con un cuchillo. La cantidad de caldo o agua que usemos es relativa en función de cómo os guste de espesa o líquida la crema de alcachofa.
  5. Apagar el fuego y triturar a conciencia con la batidora eléctrica.
  6. Probar la crema de alcachofa y rectificarla de sal y pimienta si hiciera falta.
  7. Pasar por el chino para conseguir una textura más fina.
  8. Si se desea, se puede servir la crema de alcachofa acompañada de un chorro de aceite de oliva virgen extra, unos picatostes de pan fritos o unos dados de queso fresco.

 

Resumen
recipe image
Nombre receta
Crema de alcachofa
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
4.51star1star1star1star1star Based on 3 Review(s)