receta-lubina-al-horno

 

Establecer un listado consensuado de los mejores pescados de nuestras costas puede resultar una tarea casi irrealizable, por no decir utópica. Sobre todo si tenemos en cuenta que el gusto es un sentido subjetivo y que, probablemente, si hiciéramos una encuesta a una serie de personas seguramente obtendríamos resultados muy diferentes. Esto no quita, sin embargo, que uno de los pescados más mencionados en una u otra posición de esta lista, favorecido también por su creciente popularidad desde que se cría en piscifactorías, sea la lubina.

 

La lubina se ha convertido en uno de los pescados habituales en muchas casas, cuando el bolsillo lo permite claro. Siempre se puede disfrutar de unas buenas sardinas, caballas o boquerones, todos ellos pescados muy asequibles y francamente placenteros. Por un poco más se puede acceder a las lubinas y doradas de piscifactorías, pescados de carne tierna y suave que gustan incluso a los menos propensos a los animales subacuáticos. La fiesta se convierte mayúscula cuando podemos deleitarnos con una de estas variedades salvajes, especialmente la lubina.

 

Los más ingenuos o ignorantes de buena fe podrían llegar a creer en la inexistencia de diferencias apreciables entre la variante de piscifactoría y la salvaje. Nada más lejos de la realidad. La lubina de piscifactoría es una copia neutra y apagada de la lubina salvaje, un pescado de una carne mucho más fina, tierna y perfumada que adquiere su sabor gracias a una alimentación basada crustáceos, peces pequeños y calamares. Pocos pescados tienen la suavidad de la lubina. No es de extrañar, pues, que se le sitúe bien arriba en la lista de los pescados predilectos de nuestras costas. Y con mucho acierto.

 

Ingredientes para 2 personas

1 lubina de unos 300-400 g
1 cebolla mediana
1 patata grande cortadas en rodajas finas (o 2 patatas medianas)
4 ajos enteros aplastados (o una cabeza de ajos)
1 tomate cortado por la mitad
1 vaso de vino blanco
2 hojas de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta blanca



Preparación de la lubina al horno

  1. Pelar y cortar la cebolla en juliana.
  2. Limpiar, pelar y cortar las patatas en láminas finas, de unos 0,5 cm.
  3. En una bandeja para horno, poner, por este orden, un chorro de aceite de oliva, la cebolla, los ajos, el laurel y, finalmente, las láminas de patata y el tomate partido por la mitad. Salpimentar y hornear a 200ºC (con el horno encendido arriba y abajo) durante unos 30 minutos.
  4. Retirar la bandeja, incorporar el vino blanco y hornear 10 minutos más.
  5. Mientras tanto, limpiar bien la lubina por fuera con un papel de cocina procurando sacar posibles escamas que aún queden (el proceso de escamado es mejor que lo hagan en la pescadería). Retirar las vísceras y las branquias (esto también es mejor pedirlo a la pescadería) y limpiar con papel absorbente el interior de la lubina, asegurándose de quitar los posibles restos de sangre y vísceras que aún pueda tener. Opcionalmente, también podéis cortarle las aletas, aunque yo prefiero no hacerlo.
  6. Añadir la lubina y hornear aproximadamente 10-12 minutos a 180ºC (10-12 minutos por cada 500 gramos de pescado). Para asegurarnos de que la lubina al horno queda al punto, lo mejor es controlar su temperatura interior con un termómetro para el horno y apagarlo cuando su interior llegue a los 63ºC.

 

Resumen
recipe image
Nombre receta
Lubina al horno
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)