receta-masa-de-pizza

 

La masa de pizza parece fácil pero tiene su qué. Y no hablo de necesitar unos ingredientes concretos o dominar la técnica, sino más bien de tener práctica en su elaboración para generar la intuición correcta y saber cuándo necesita más agua o más harina. También hay mucha discrepancia con la cantidad de levadura que se debe poner y si la masa de pizza debe llevar aceite de oliva o no, así que cada uno os dirá algo diferente. Lo mejor es que intentéis hacer la masa de pizza vosotros mismos y valoréis el resultado. Os dejo con la receta que a mí personalmente me ha acabado dando mejor resultado. Espero que también a vosotros.

 

Ingredientes

1 kg de harina para pizza (si no la encontráis, podéis usar harina de fuerza, los italianos la llaman también harina 00)
½ litro de agua fría
6 g de levadura fresca (o 2 g de deshidratada)
50 ml de aceite de oliva
20 g de sal

 

Notas importantes:

  • La cantidad de levadura puede ser muy variable. Si tenéis la intención de fermentar la masa durante mucho tiempo (24 horas), no hace falta poner mucha ya que dejaremos tiempo suficiente a la masa para que suba. Si, por el contrario, no tenemos mucho tiempo y necesitamos fermentarla rápidamente, se puede usar más cantidad de levadura. En este caso, la cantidad puede ser bastante variable, pues hay recetas de masa de pizza que llevan desde 30 a 60 gramos de levadura fresca (de 10 a 20 g de levadura deshidratada).
  • Es importante tener en cuenta que la levadura puede ser bastante indigesta si no dejamos que fermente la masa completamente, puesto que continuará su proceso de fermentación una vez ingerida y causará molestias. Por eso es recomendable no poner mucha levadura y alargar el tiempo de fermentación.
  • En cuanto al tiempo de fermentación, dependerá de la cantidad de levadura que usemos. Si usamos poca, podemos fermentar la masa durante 24 horas. Si usamos más cantidad de levadura, el tiempo de fermentación se puede reducir a 12 horas o menos.
  • Para guardar la masa mientras fermenta, podemos hacerlo a temperatura ambiente o, si hace bastante calor, en la nevera. La temperatura ambiente no debería superar los 25 ºC.
  • Si utilizamos poca levadura y queremos ayudarla a iniciar la fermentación de la masa, podemos añadir un poco de azúcar a la masa (cuando se mezcla la levadura con el agua). De esta manera conseguiremos activar más rápidamente la levadura y que actúe antes. También favorece que la masa quede más dorada cuando la cocemos al horno.
  • En cuanto al hecho de emplear aceite de oliva, hay recetas donde no se utiliza. U otras que lo sustituyen por mantequilla o una grasa animal. Podéis probarlo de todas las maneras.
  • Después del primer amasado, se recomienda hacer una primera fermentación de 30 minutos, para luego volver a amasar la masa y, finalmente, dejarla que acabe de fermentar durante unas horas.
  • Una vez ponemos la masa a fermentar, se debe cubrir con un paño de cocina húmedo para evitar que se haga costra en la superficie.
  • Para estirar la masa, podemos utilizar un rodillo o ayudarnos con las manos. Para que ésta quede mejor después del horneado, es recomendable dejar reposar la masa de pizza unos minutos después de estirarla.




Preparación de la masa de pizza

  1. Diluir la levadura en un poco de agua tibia.
  2. En un bol poner la harina, hacer un agujero en medio y añadir la levadura que habíamos diluido previamente en agua. Mezclar con las manos suavemente.
  3. Incorporar el resto del agua poco a poco (importante que sea agua fría) mientras vamos amasando con las manos.
  4. Cuando veamos que ya podemos poner la masa sobre el mármol o mesa de la cocina, ponerla y continuar amasando durante 10 minutos.
  5. Incorporar la sal y continuar amasando 5 minutos más.
  6. Añadir el aceite de oliva y amasar 10 minutos más.
  7. Si pasado este tiempo la masa no queda suficientemente fina y ligada, añadir un poco más de agua fría y continuar amasando. Hay que mirar que la masa no quede demasiado seca ni demasiado húmeda. Si pasa una de las dos cosas, corregirlo con más harina o agua en función de cómo esté.
  8. Si queremos que la masa de pizza quede aún mejor, después de hacer el proceso de amasado anterior, dejar fermentar la masa 30 minutos y entonces volver a amasar.
  9. Finalmente, dejar reposar la masa 24 horas a temperatura ambiente, o en la nevera si hace bastante calor (verano). En este caso, sacar la masa de pizza de la nevera 1 hora antes de usarla para que coja temperatura y sea más fácil de trabajar.
Resumen
recipe image
Nombre receta
Masa de pizza
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
51star1star1star1star1star Based on 6 Review(s)