receta-pizza-4-quesos

 

Cierto. Puede que no sea el plato más saludable de todos. Su elevado contenido en hidratos de carbono y alguna que otra grasa hace que tengamos que autorregular su consumo, algo difícil como mejor sea la pizza, tanto si la comemos fuera en un restaurante como si nos hemos decidido a preparar una pizza casera. Siempre digo que el problema no es la comida, sino la falta de ejercicio, así que, si hacemos deporte regularmente, no debemos sentirnos culpables ni preocuparnos si de vez en cuando dejamos caer una pizza en una de nuestras comidas semanales, preferentemente viernes o sábado noche, momentos especialmente y curiosamente indicados y apetecibles para una comida como ésta. Las mezclas de ingredientes que se pueden hacer son prácticamente infinitas y permiten adaptar la pizza a nuestro gusto. Una de las que me gusta más es, con el perdón de aquellos a quienes no les gusta el queso, lo que todavía mi intelecto no ha llegado a comprender por más que me he esforzado, es la pizza 4 quesos. Evidentemente lleva 4 variedades de quesos diferentes, pero tanto podéis poner 3 como 5. Menos sería algo ridículo y la pizza no haría honor a su nombre y más sería un exceso desmesurado y una mezcla demasiado densa y confusa de este ingrediente lácteo tan apreciado para algunos, entre los que me incluyo. Los principales quesos que escogería para hacer la mezcla son la mozzarella, el emmental y el gruyère, 3 quesos que se funden bien y crean una mezcla armoniosa. Adicionalmente podéis añadir un cuarto queso en función de vuestro gusto particular: raclette, brie o camembert si deseáis algo suave o un queso azul como el roquefort o gorgonzola si deseáis un sabor más intenso. A partir de aquí, lo mejor es experimentar e ir variando la fórmula para no aburrirse nunca de una de las pizzas más conocidas en el mundo: la pizza 4 quesos.

 

Ingredientes para una pizza 4 qusos para 1-2 personas

250 g de masa de pizza
75 g de salsa de tomate con albahaca
Orégano
Opcional: 6 nueces
MEZCLA DE QUESOS:

60 g de mozzarella de búfala cortada en rodajas

50 g de queso emmental rallado

40 g de queso gruyère rallado

50 g de un cuarto queso. Si lo deseáis suave puede ser raclette, brie o camembert. Si lo deseáis más fuerte puede ser un queso azul como roquefort o gorgonzola.

 

Notas:

Se puede variar la cantidad de masa de pizza en función de cómo nos guste de gruesa:

  • 200 – 250 g: masa fina
  • 250 – 300 g: masa normal
  • 300 – 350 g: masa gruesa




Preparación de la pizza 4 quesos

  1. Precalentar el horno a 220 ºC con la función arriba y abajo.
  2. Estirar la masa de pizza con un rodillo o con las manos si sois hábiles, vigilando no romper la masa. Poner la masa estirada sobre una bandeja de pizza o sobre papel de horno.
  3. Esparcir la salsa de tomate con albahaca por encima y poner un poco de orégano.
  4. Distribuir por encima la mezcla de quesos y, opcionalmente, las nueces rotas en trozos grandes.
  5. Hornear durante 15-20 minutos a 220 ºC hasta que vemos que está bastante hecha.
  6. Apagar el horno, dejar reposar la pizza 4 quesos un par de minutos y servir.
Resumen
recipe image
Nombre receta
Pizza 4 quesos
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
51star1star1star1star1star Based on 3 Review(s)