bodega-partida-creus




En un pequeño pueblo del Baix Penedès (Catalunya) conocido como Bonastre, al lado de Roda de Barà, rodeado de viñedos, almendros y olivos, encontramos la Bodega Partida Creus, una bodega ecológica artesanal fundada por Massimo y Antonella, quienes se encargan tanto del cultivo de los campos como del proceso de vinificación. Éste se basa en el respeto por la naturaleza y sigue los principios de la biodinámica para conseguir unos vinos lo más natural posible, una actividad económica respetuosa con el medio ambiente y establecer un vínculo ético y sostenible entre la tierra y el agricultor. Todo ello se materializa en unas parcelas pequeñas, adaptadas al estado natural de la tierra y unos marcos pequeños de plantación que obligan a realizar la mayoría de tareas manualmente. En estas parcelas se ha plantado variedades de uva tanto autóctonas como sumoll y garrut (monastrell), como más internacionales como cabernet sauvignon y merlot. Unas vides que no reciben ningún tipo de tratamiento químico y siguen de cerca los ciclos biodinámicos y lunares para proporcionar unos frutos de extraordinaria calidad. La vendimia se realiza manualmente, así como la selección de la uva buena que luego será fermentada, proceso que empieza al cabo de pocas horas de recogerla tan pronto como ésta se deposita en las cubas de acero inoxidable y gracias a las reacciones desencadenadas por los levaduras naturales de la propia uva. El resultado son vinos ecológicos muy naturales que transmiten la esencia de la uva y la tierra donde se han cultivado, vinos muy peculiares sin aromas de madera o tostados que buscan despertar nuestros sentidos y no dejarnos indiferentes.