el-xocolater-de-taradell




El Xocolater de Taradell empezó a andar en 2008, al cabo de un tiempo que Sandra y Raül Cegarra escaparan de su ciudad natal de Barcelona y se trasladaran a Osona (Catalunya) para buscar esa paz y tranquilidad que tanto deseaban. Sólo llegar, trabajaron para terceros en empleos relacionados con el oficio de pastelería, pero muy pronto se les presentó una oportunidad que no podían dejar escapar: hacerse cargo de un pequeño obrador de chocolate en el pueblo de Taradell que sus propietarios querían traspasar. Así pues, no se lo pensaron dos veces e hicieron realidad su sueño creando el obrador de chocolates artesanos El Xocolater de Taradell, donde actualmente trabajan 4 personas. Se trata de un negocio familiar basado en dos pilares: una materia prima de excelente calidad y un proceso de elaboración metódico, minucioso y cuidado. Ofrecen una multitud de productos donde el chocolate es el principal ingrediente: tabletas de chocolate blanco, negro y con leche, tabletas de chocolates de origen, rocas suizas, músicos (típico catalán), discos de naranja con chocolate, chococrocks y muchos más. Y también productos no convencionales hechos a medida como una motocicleta Vespa de chocolate a tamaño real o una reproducción fiel del monte Everest de 1 m2 de chocolate, entre otros. Esta dedicación, saber hacer y amor por el producto y las técnicas de elaboración, seguro, harán de este pequeño obrador familiar un centro de ideas y creaciones extraordinario.