herboristería-nogué

 

El pueblo de Ossera, en la comarca de Alt Urgell (Catalunya), se encuentra ubicado encima de un pequeño monte, desde el cual domina un pequeño valle y ofrece unas vistas privilegiadas. Las casas de piedra, dispuestas en línea siguiendo el perfil alargado del monte, son la imagen más representativa de la localidad, la cual quedó prácticamente deshabitada a finales de los años 70. No fue hasta la década siguiente, hacia los 80, cuando varias personas de procedencia muy variopinta quedaron encantadas por la magia del pueblo y sus alrededores y decidieron quedarse a vivir. Gracias a esa repoblación, el pueblo de Ossera ofrece el encanto que hoy tiene y concentra en pocos metros cuadrados artesanos de todo tipo como una quesería, una herboristería, un obrador de mermeladas, un apicultor, un escultor y un pintor, entre otros. Así, la historia de la Herboristería Nogué se remonta a 1986, cuando Suzette y Peter se trasladaron al pueblo de Ossera y empezaron a trabajar el campo para cultivar hierbas aromáticas y medicinales ecológicas para infusiones como melisa, menta, malva o salvia, y hierbas para condimentar alimentos como orégano, albahaca, hinojo, estragón o tomillo. El clima de montaña y el delicado trabajo artesano de plantación, recolección, secado y manipulación garantizan unas plantas medicinales y aromáticas con todo su aroma y excelentes propiedades, hecho que transmiten y explican a todas las personas que se acercan a su herboristería.