restaurante-els-garrofers-alella

Precio medio: 40€
Cocina: de mercado
Ideal para: pareja, amigos, grupos
Ubicación: Maresme
 
935 401 794
Passeig Antoni Borrell, 13. 08328 Alella
www.elsgarrofers.com

DESTACADO

  • El punto de partida de Els Garrofers es un producto de temporada excelente, de proximidad y, en la mayoría de los casos, ecológico. Trabajan con productores locales con los que mantienen un contacto directo y forman parte del colectivo Slow Food. Su filosofía se resume en tres palabras: alimentos buenos, limpios y justos.
  • La propuesta gastronómica se basa en un menú de 27€ más bebida que permite elegir un primero, un segundo y un postre de entre todos los platos de la carta, algunos de los cuales llevan suplemento. Ofrecen también un menú de mediodía de martes a viernes por 18€ con bebida incluida.
  • Si deseáis probar varios platos, también ofrecen un menú degustación a partir de medias raciones.
  • En Els Garrofers encontraréis una gran terraza muy agradable con coctelería y sandwichería y un espacioso jardín idóneo para todo tipo de celebraciones y cenas bajo las estrellas.




Coherencia y responsabilidad

 

La historia de Els Garrofers del pueblo de Alella (Maresme, Barcelona) es bastante reciente. De hecho Gonzalo abrió sus puertas en marzo de 2013 y lo hizo con una intención clara: ofrecer una cocina catalana contemporánea y de mercado, esencialmente de proximidad y siempre que fuera posible ecológica. Todo ello con el objetivo de poner el producto y su sabor más esencial y primario en el epicentro de la experiencia gastronómica, por un lado, y ser coherente con su manera de entender la vida y la relación comensal – restaurador – productor, por la otra.

 

La vocación de Gonzalo se manifestó muy pronto. Fue tal que después de tener el primer contacto con una cocina mientras estudiaba la carrera de Periodismo decidió dejar los estudios y dedicarse a la gastronomía. Tenía sólo 21 años pero tenía muy claro que aquello le apasionaba. Posteriormente combinó el trabajo de cocinero con los estudios de cocina en la escuela Hofmann de Barcelona. Y, después, siguió pasando por varias cocinas hasta que creyó que había llegado el momento de asentarse y establecer su propio negocio en su pueblo natal de Alella. Así nació Els Garrofers.

 

El objetivo inicial, después de estos años de rodaje, se ha cumplido con creces y, con un compañero de viaje más y socio del restaurante, Luca Marongiu, han conseguido construir un relato gastronómico sólido que se resume en dos palabras: coherencia y responsabilidad. Els Garrofers no es sólo un restaurante donde deleitarse con suculentos platos, sino también un espacio donde entender qué se esconde detrás de cada uno de los ingredientes con los que se elaboran. La verdura, los huevos, la carne, el pescado, el vino,… en fin, todos los ingredientes que se utilizan provienen de pequeños productores de proximidad, la mayoría con certificado ecológico, con quien Gonzalo y Luca mantienen un contacto directo y de los que se abastecen regularmente. Una manera para ayudar a preservar este ecosistema que empieza en el campo o en el mar y termina en la mesa y que permite asegurar un precio justo a los productores.

 

Productos de proximidad, ecológicos y, sobre todo, buenos. Tres factores que, cuando se encuentran, dan sentido a la Cocina, entendida no sólo como la transformación de los alimentos para ser ingeridos, sino también como una experiencia sensorial y un medio de vida para todas aquellas personas implicadas. Un mensaje que aún no está suficientemente arraigado en nuestra tierra, a diferencia de otras regiones donde tienen clarísimo que la procedencia de los productos, aparte del hecho de que sean excelentes, es esencial para asegurar su supervivencia y la de los pequeños productores que los elaboran y donde el consumo de producto ecológico es visto por la mayoría como una fuente de salud.

 

Asimismo, algún incrédulo bienintencionado podría fácilmente concluir que una política de abastecimiento como la mencionada es sinónimo de precios altos. Nada mejor que hacer un vistazo a la carta para comprobar cómo nos equivocaríamos. Con un menú de 27€ más bebida que permite elegir un primero, un segundo y un postre – algunos platos de los cuales llevan suplemento, eso sí – es un restaurante al alcance de muchos bolsillos. Y es que en este aspecto, Gonzalo y Luca también intentan ser coherentes y responsables con su forma de pensar. Del mismo modo que velan por pagar un precio justo a los productores, también trabajan para ofrecer un precio asequible a los comensales. Todo un acierto admirable.

 

La coherencia de Els Garrofers va más allá del origen del producto y el precio del menú. Además de conocer personalmente los productores que los abastecen, procuran hacer todas las tediosas preparaciones que otros restaurantes prefieren comprar ya hechas para ahorrar tiempo, como los caldos, los postres o incluso el pan. Tiene mérito que, día tras día, elaboren su propio pan con una masa madre que ellos mismos crearon desde el principio. Quizás no es el mejor pan que se pueda probar comparable al de un horno de renombre, pero es bien sabroso y desde el primer momento transmite el esfuerzo que hay detrás.

 

La pasión y aprecio por el producto y los productores de Gonzalo y Luca se percibe en todos los platos que salen de la cocina. La presentación de los platos, pensada, trabajada y minuciosa, nos impacta el sentido de la vista de forma agradable y repentina. Sorprende muy positivamente que un restaurante así ponga tantos esfuerzos en el aspecto visual, preludio acertado de lo que está a punto de suceder: la excitación de nuestras papilas gustativas al ponernos el comer el primer bocado. Una sucesión de acontecimientos que se produce una y otra vez con cada plato que llega a la mesa.

 

Cualquier plato de la carta nos serviría como ejemplo. De los primeros cabe destacar la terrina de calabaza, colirrábano y gamba roja acompañada de crema de calabaza, encurtidos y vinagreta de gamba, un plato delicioso que combina a la perfección la dulzura y suavidad de la calabaza con el sabor ligero y etéreo de la gamba. También sorprende el tártar de aguacate, champiñones, pomelo, manzana ácida, anguila ahumada y sorbete de albahaca y limón, deliciosa mezcla donde el aguacate sirve de base afrutada y melosa para el sabor potente e intenso de la anguila ahumada. O las sardinas marinadas acompañadas de verduras en escabeche, crujiente de pan de ajo y sorbete de salmorejo, un marinado perfecto que realza el sabor de la sardina sin que sea demasiado fuerte y donde la reinterpretación del salmorejo con el sorbete y el crujiente de pan de ajo da un contraste refrescante y complementario.

 

En el capítulo de los segundos también resulta complicado tener que renunciar a alguno de ellos. Los arroces secos son tremendamente sabrosos y la costilla de cerdo ecológica de la Vall d’en Bas confitada y lacada acompañada de cebolla en 3 texturas (compota, asada y encurtida) es pura poesía gastronómica. Otras carnes y pescados completan los platos principales, todos ellos a la altura de las expectativas generadas después de tan buena acogida. Unos platos que se pueden maridar con varios vinos y cervezas artesanas de pequeños productores locales, una selección muy acertada con alguna sorpresa positiva para los amantes del vino.

 

Los postres, todas elaborados por ellos mismos y deliciosos, son el punto y final a una experiencia gastronómica que va más allá de una sucesión de platos, una determinada presentación y un sabor final acertado. Es una experiencia coherente y responsable con uno mismo y con su entorno, con una forma no sólo de entender la gastronomía sino al mismo tiempo el ecosistema que la rodea. Empezando por el productor, pasando por el restaurante y terminando con el comensal. Excelencia en la calidad del producto, lo más sano posible, garante del tejido agroalimentario local, con un precio justo para el productor y asequible para el comensal. Todo esto es lo que se puede encontrar en Els Garrofers de Alella, algo deseable y difícil de conseguir pero no imposible, tal como nos han demostrado Gonzalo y Luca.

 

Summary
product image
Aggregate Rating
5 based on 5 votes
Product Name
Els Garrofers
Price
EUR 40