receta-trinxat-de-la-cerdanya

 

La cocina de montaña es una cocina densa y contundente. No se caracteriza, precisamente, por su ligereza. Pero si debiéramos sobrevivir a la dureza en todos los sentidos que conlleva vivir en las alturas, se entiende que no sea de otra manera. Tocada por el frío y condiciones climatológicas poco favorables, la cocina de montaña ha sabido hacer maravillas con las cuatro cosas que tenía al alcance. Sopas y cocidos, legumbres, carnes asadas, guisadas o estofadas, setas, embutidos, quesos curados o conservados con aguardiente como el tupí son sólo un ejemplo.

 

En zonas de alta montaña, los vegetales no se caracterizan por su abundancia y variedad, a diferencia de las zonas bajas o con climas más suaves. El verano permite un preciado y esperado paréntesis que viene acompañado por la llegada de los productos de la huerta a la cocina, espejismo que cuando se empieza a disfrutar, desaparece y se vuelve a la fría y cruda realidad de la montaña. La cebolla y el ajo no faltan nunca, pues se conservan bien secos. Vegetales como la col, la patata o el nabo o frutas como la manzana o la pera aguantan estoicamente la altura. No es extraño, pues, que los encontremos presentes en muchos platos.

 

Uno de estos platos asociados irremediablemente a la montaña, por los ingredientes utilizados y la sencillez de su elaboración, es el trinxat de col y patata, también conocido en Catalunya como trinxat de la Cerdanya. Una denominación acertada, por la vasta popularidad de este plato en esta comarca, pero que esconde la realidad de una comida también muy habitual en el Alt Urgell y tierras andorranas. Los ingredientes esenciales son la col, preferiblemente tocada por el frío (de invierno), las patatas (también conocidas como trumfes o trumfos según el lugar) y la panceta. Otros ingredientes como el ajo o la butifarra negra son opcionales, aunque, no podemos negarlo, conjugan a la perfección con los primeros. Todo bien trinxat, es decir, mezclado, es exquisito. Una reminiscencia de la dura vida montañosa.

 

Ingredientes para 4 personas

600 g de repollo de hoja rizada (mejor si es de invierno, tocada por el frío)
450 g de patata kennebec, red pontiac o monalisa (para hervir)
4 lonchas de panceta gruesas
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Opcional: 2 dientes de ajo laminados
Opcional: 150 g de butifarra negra



Preparación del trinxat de la Cerdanya

    1. Quitar las hojas exteriores y duras de la col, retirar el tronco, limpiar las hojas restantes y cortarlas en trozos (no hace falta que sean muy pequeños).
    2. Pelar y limpiar las patatas y rasgarlas en trozos.
    3. En una olla con abundante agua y un poco de sal, hervir la col 15 minutos con la olla medio tapada y a fuego medio-lento.
    4. Pasado este tiempo, añadir los trozos de patata y hervir todo junto 15 minutos más.
    5. Mientras tanto, freír la panceta en una sartén grande con un poco de aceite de oliva hasta que suelte bastante grasa y veamos que empieza a tostarse. Reservar la panceta encima de papel absorbente y reservar la sartén con la grasa que haya soltado la panceta.
    6. Opcionalmente, si queremos dar un toque de ajo al trinxat de la Cerdanya, dorar los ajos laminados brevemente en la sartén donde hemos frito la panceta. Reservar sobre papel absorbente.
    7. También opcionalmente, si queremos poner butifarra negra al trinxat de la Cerdanya, pasar la butifarra negra por una sartén o plancha unos minutos y reservarla sobre papel absorbente. Cuando no esté muy caliente, retirarle la piel.
    8. Escurrir bien la col y la patata una vez haya pasado el tiempo.
    9. En un cuenco o plato, aplastar la col y la patata (y los ajos dorados y/o la butifarra negra si queréis usarla) con un tenedor, espumadera o el utensilio que os vaya bien hasta obtener una pasta homogénea. Este proceso también se puede hacer directamente en la sartén pero quizás es más cómodo hacerlo en un cuenco o plato.
    10. Añadir la pasta en la sartén donde habíamos frito la panceta y, a fuego medio, saltear el trinxat un par de minutos mientras lo acabamos de aplastar con un tenedor. Veréis que al poco rato el trinxat empieza a ganar consistencia y se crea una masa compacta que no se pega a la sartén. Darle la vuelta como si se tratara de una tortilla y cocer un minuto más.
    11. Servir el trinxat de la Cerdanya acompañado de las lonchas de panceta encima. Podéis servirlo entero, como si fuera una tortilla grande, o en platos individuales.

 

Resumen
recipe image
Nombre receta
Trinxat de la Cerdanya
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
4.51star1star1star1star1star Based on 9 Review(s)