receta-bizcocho

 

El bizcocho casero me recuerda los veranos calurosos que pasaba de pequeño en un pueblo perdido en el extremo norte oriental de la Noguera, un lugar donde entonces la carretera asfaltada ponía su punto y final y sólo llegaba aquella gente que, por casualidades o causalidades de la vida, algo tenía que hacer allí. El progreso, como todo, también llegó, y a finales del siglo XX se prolongó la carretera asfaltada hasta enlazarla con el Pallars Jussà, una alternativa para la exigua población de la zona para llegar a Tremp sin tener que pasar por cuello de Comiols, ventaja que tampoco ha significado un aumento considerable del tráfico de viajeros por la zona, para el beneficio de aquellos que apreciaban la tranquilidad que daba el hecho de no estar situados en un lugar de paso. Asimismo, el cambio de la dinámica rural y la disminución progresiva de la población del entorno más cercano también propiciaron el cierre, uno a uno, los 3 hornos que habían llegado a existir en aquel pueblo, comportando así la desaparición de uno de mis meriendas favoritas: el bizcocho con chocolate a la piedra. Como es indescriptible la esponjosidad, el aroma y el sabor de aquel bizcocho, me abstendré de intentar reproducirlo con palabras. Quizá será mejor reproducirlo a través del paladar y evocar todos aquellos recuerdos con un bizcocho casero que se le parezca, el que tenéis en esta receta, fruto de muchas pruebas para encontrar aquella textura y sabor que más se le acercan. Nunca será el mismo, porque nunca más seremos niños o niñas ni la carretera pondrá punto y final en aquel lugar, pero siempre podremos dejar volar la imaginación mientras nos deleitamos con un pedazo de bizcocho casero acompañado de una buena toma de chocolate a la piedra.

 

Ingredientes para un bizcocho casero de 20 cm

3 huevos
100 g de azúcar
100 g de harina floja
1 c.p. de levadura en polvo (unos 3 g)
1 piel de un limón pequeño rallado (o naranja)
1 pizca de sal
Un poco de azúcar glas para decorar
Mantequilla y harina para untar el molde
Aromatizantes opcionales: una pizca de canela, 1 chupito de licor
(c.p.: cucharada de postre)



Preparación del bizcocho casero

  1. Precalentar el horno a 180ºC (sólo la parte de abajo).
  2. Separar las yemas de huevo de las claras. Guardar las claras en la nevera para después.
  3. Blanquear las yemas con el azúcar en un bol, es decir, batir con una batidora de mano las yemas de huevo con el azúcar hasta conseguir una masa fina, blanquecina y esponjosa (debe haber doblado o triplicado el volumen inicial).
  4. Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal.
  5. Añadir las claras a punto de nieve a las yemas blanqueadas con el azúcar y mezclar poco a poco con una espátula de abajo hacia arriba, procurando mantener la esponjosidad de las claras a punto de nieve.
  6. Incorporar la harina y la levadura tamizadas y mezclar de nuevo, poco a poco, con la espátula.
  7. Añadir la ralladura de limón y mezclar suavemente (o ralladura de naranja y otros aromatizantes que deseéis utilizar como canela o un poco de licor).
  8. Untar un molde para horno de 20 cm de diámetro con mantequilla y harina o aceite (o forrar con papel de horno) para evitar que se pegue el bizcocho, poner la masa que hemos preparado y hornear a 180ºC durante 25 minutos.
  9. Para comprobar si el bizcocho está hecho, pincharlo con un palillo. Si este sale limpio, ya está hecho. Apagar el horno, y dejar la puerta entre-abierta para que se empiece a enfriar poco a poco.
  10. A los 10 minutos, abrir la puerta del todo y dejarlo allí hasta que se enfríe por completo. Es muy importante no sacar de golpe el bizcocho del horno cuando está caliente porque entonces bajaría de golpe.
  11. Una vez el bizcocho esté frío, desmoldar y decorar con azúcar glas por encima.
Resumen
recipe image
Nombre receta
Bizcocho casero
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
51star1star1star1star1star Based on 5 Review(s)