agua-sant-aniol

 
En Catalunya existen varias empresas que embotellan y comercializan agua mineral natural y, entre éstas, hay una relativamente pequeña en comparación con las demás, que dispone de un agua muy especial y de gran calidad gracias a su paso subterráneo por la zona volcánica de la Garrotxa (Girona). Hablamos de Agua Sant Aniol, empresa fundada en 1993 en un paraje precioso de esa comarca septentrional de Catalunya. El agua, filtrada durante miles de años entre la lava y las rocas volcánicas, se halla a 60 metros bajo la superficie terrestre y, después de recorrer este camino ascendentemente, emerge a la superficie en forma de manantial natural. Tan pronto como sale, se envasa directamente en botellas mediante un proceso aséptico y automático el cual viene precedido por un proceso de microfiltración que elimina las impurezas más grandes. De esta manera, se obtiene un agua de gran pureza volcánica, catalogada como un agua mineral natural de mineralización débil del grupo de las oligometálicas, con efectos beneficiosos para el organismo que favorece la digestión y el funcionamiento de los riñones. Así mismo, su bajo contenido en sodio, la convierte en un agua totalmente recomendable para personas con hipertensión, y su moderada aportación de calcio, para cualquier tipo de persona. Por otro lado, su uso cotidiano, no sólo beneficia a ciertas personas con disfunciones, sino también nos puede ayudar a prevenir ciertas enfermedades, algo que, aún con más razón, hace recomendable su consumo diario. No es de extrañar, pues, que desde su fundación haya recibido distintos reconocimientos y premios que la avalan como una de las mejores aguas.