receta-receta-dulce-de-membrillo-casero

 

Es curioso como una fruta tan fragante y perfumada como es el membrillo sea, al mismo tiempo, tan áspera, dura y poco versátil en la cocina. Salvo el dulce de membrillo y otros derivados azucarados como mermeladas y jaleas, se me ocurren pocas aplicaciones prácticas para saborear la pulpa de esta fruta. Bueno, sólo una más, el exquisito alioli de membrillo que se elabora en las zonas montañosas de Catalunya como el Pallars, Alt Urgell, Cerdanya y hasta en el Berguedà. Se trata de una fruta, pues, muy característica de estas tierras altas y frías, ya que su cultivo se adaptaba bien a las duras condiciones del invierno. Con gran parte de la producción se solía elaborar dicho dulce de membrillo, mezcla de los membrillos cocidos con azúcar, conservante natural que permitía y permite conservar mucho tiempo el producto una vez elaborado. Esta característica, junto con su sabor peculiar, fragante y dulce, hace que sea algo imprescindible para tener en la nevera durante los meses de invierno (como mínimo) tanto para degustarlo solo o con yogur, de postre, como para acompañar quesos u otras viandas saladas.

 

Ingredientes para 1,5 kg aprox. de dulce de membrillo casero

1 kg de membrillos (peso neto una vez pelados y sin el corazón), aprox 1,3 kg de membrillos enteros (unos 4 membrillos)
De 650 a 750 g de azúcar de caña (normal o integral)



Preparación del dulce de membrillo casero

  1. Frotar los membrillos para sacarles la pelusa que los recubre.
  2. Pelar los membrillos, quitarles el corazón y cortarlos en trozos. Guardar los corazones separados para luego.
  3. Pesar los trozos de membrillo, ponerlos en una olla y añadir entre el 65% y el 75% de su peso en azúcar de caña (normal o integral), en función de cómo os guste de dulce y la textura que queráis conseguir, más blando o más duro. Cuanto más azúcar pongáis, más duro os quedará el membrillo.
  4. Si queréis reforzar aún más la textura dura, hervir en un cazo los corazones de los membrillos con un poco de agua (no mucha) durante 45 minutos para extraer la pectina. Colar el agua resultante y añadirla a la olla con los trozos de membrillo y el azúcar.
  5. Dejar reposar los trozos de membrillo con el azúcar toda una noche en la nevera. De esta manera soltarán parte de su agua interior y estarán más blandos cuando los tengamos que cocer.
  6. Pasado este tiempo, cocer los trozos de membrillo durante 60 minutos. Los primeros 5 minutos a fuego intenso hasta que empiece a hervir. Después, cocer 45 minutos con la olla tapada y a fuego medio-bajo y, en los últimos 10 minutos, con la olla destapada para favorecer la evaporación del agua. Remover a menudo para evitar que se pegue.
  7. Pasados ​​los 60 minutos los trozos de membrillo estarán suficientemente blandos y ya se pueden triturar con la batidora eléctrica.
  8. Volver a poner la olla al fuego y terminar de cocer entre 10 y 20 minutos en función de la textura final que queramos conseguir. Cuanto más rato cozamos el dulce de membrillo más oscuro y duro quedará.
  9. Una vez tengamos el dulce de membrillo, sólo hay que ponerlo en el molde. Para hacerlo, untar un molde con aceite de girasol y poner el dulce de membrillo de la olla. Alisar la superficie con una espátula, cubrir con papel film de manera que esté en contacto directo con el dulce de membrillo para evitar que haga costra al secarse. Dejar enfriar a temperatura ambiente y, una vez frío, guardar en la nevera.
  10. Para conservarlo, se puede guardar en el recipiente donde la hemos preparado o sacar del molde para que sea más fácil cortarlo.
  11. Tiempo de conservación del dulce de membrillo casero: entre 3 y 6 meses en frío.
Resumen
recipe image
Nombre receta
Dulce de membrillo casero
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
4.51star1star1star1star1star Based on 10 Review(s)