receta-dorada-al-horno-con-patatas-y-cebolla

 

Si algo tiene la dorada, a diferencia de los preciados peces de roca como la corvina, el cabracho o el mero, todos ellos peces excelentísimos y de los mejores que se pueden comer, es la presencia de pocas espinas relativamente fáciles de identificar y quitar. Su sabor es suave y perfumado, poco intenso, bien diferente de peces como la breca o el salmonete que a menudo tienen un sabor mucho más marcado en función de la alimentación que hayan tenido. Y su carne tierna y al mismo tiempo firme; no como el sargo, un pez con una carne mucho más rígida y compactada. Si además tenemos en cuenta que la cría de la dorada en piscifactorías se ha extendido de forma exponencial en los últimos años, lo que la ha hecho mucho más asequible, podemos entender que hoy en día la dorada sea uno de los peces más populares. Todo sea dicho, también, que la diferencia de sabor, e incluso estética, entre la dorada salvaje y la dorada de piscifactoría es notoria. Evidentemente es preferible la primera, pero esta decisión mejor que la tome cada uno en función de sus preferencias y, por supuesto, lo que se quiera gastar.

 

Como muchos peces, se puede cocinar la dorada de muchas maneras: a la plancha, al vapor o a la sal, tres alternativas muy saludables que permiten disfrutar de su sabor tal como es y, como no podía ser de otro modo, al horno. Una opción en la que se acompaña la dorada de patatas, cebolla, tomate y un buen chorro de vino blanco. Ciertamente, no es la opción más saludable de todas ellas pero el sabor de la dorada al horno y las patatas que lo acompañan es delicioso. Una receta fácil de preparar y que permite ir haciendo otras cosas mientras se va haciendo al horno.

 

Ingredientes para 2 personas

1 dorada de unos 500-600 g (o 2 pequeñas)
1 cebolla mediana
1 patata grande cortadas a rodajas finas (o 2 medianas)
4 ajos enteros aplastados (o una cabeza de ajos)
1 tomate cortado por la mitad
1 vaso de vino blanco
2 hojas de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta blanca



Preparación de la dorada al horno

  1. Pelar y cortar la cebolla en juliana.
  2. Limpiar, pelar y cortar las patatas en láminas finas, de unos 0,5 cm.
  3. En una bandeja para el horno, poner, por este orden, un chorro de aceite de oliva, la cebolla, los ajos, el laurel y, finalmente, las láminas de patata y el tomate partido por la mitad. Salpimentar y hornear a 200 ºC durante unos 30 minutos.
  4. Retirar la bandeja, incorporar el vino blanco y hornear 10 minutos más.
  5. Mientras tanto, limpiar bien la dorada por fuera con papel de cocina procurando sacar las posibles escamas que aún queden (el proceso de sacar las escamas es mejor que pidáis que os lo hagan en la pescadería). Retirar las vísceras y las agallas (esto también es mejor pedirlo en la pescadería) y limpiar con papel absorbente el interior de la dorada, asegurándoos de quitar los posibles restos de sangre y vísceras que aún pueda tener. Opcionalmente, también podéis cortarle las aletas, aunque yo prefiero no hacerlo.
  6. Añadir la dorada y hornear aproximadamente 10-12 minutos a 180 ºC (10-12 minutos por cada 500 gramos de pescado). Para asegurarnos de que la dorada al horno queda al punto, lo mejor es controlar su temperatura interior con un termómetro para el horno y apagarlo cuando llegue a los 63 ºC.
Resumen
recipe image
Nombre receta
Dorada al horno con patatas y cebolla
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
51star1star1star1star1star Based on 9 Review(s)