receta-gambas-al-brandy

 

Las gambas son un marisco tan sutil y delicado que, para saborearlas en toda su plenitud, no hacen falta muchas cosas. También es verdad que su sabor intenso e inconfundible es capaz de aportar ricos matices a los platos donde se utilizan, como por ejemplo el pollo con gambas o los garbanzos con gambas. En estos casos, tal vez resulta tan o más interesante que la sublime textura y sabor de los cuerpos de las gambas, el jugo que sus cabezas dejan ir en la salsa. Un sabor que cambia por completo el plato y lo asocia indefectiblemente con este preciado marisco.

 

Si queremos disfrutar de la esencia más profunda de las gambas es recomendable, sin embargo, comerlas solas, cocinadas en una plancha con sal abundante por ejemplo. O si queremos dar un paso más, podemos cocinarlas con ajo – las tradicionales gambas al ajillo que se han popularizado en todas partes – o flambearlas con un poco de alcohol como brandy, coñac o incluso whisky. Esta última una receta muy parecida a las gambas al ajillo que, a diferencia de ésta, incorpora el alcohol. Una vez flambeado, es decir, evaporado y reducido, nos queda en la cazuela su esencia llena de aromas y matices que conjugan armoniosamente con el sabor de las gambas.

 
 

Ingredientes para 4 personas

500 g de gambas rojas
4 dientes de ajo laminados
1 vaso de brandy (o coñac)
1 c.s. de perejil picado
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Opcional: 1 guindilla (fresca o seca)
(c.s.: cucharada sopera)



Preparación de las gambas al brandy

  1. Cortar las antenas de las gambas. Opcionalmente, podéis también pelar el cuerpo para que después sea más fácil comerlas. Si las peláis, podéis retirar también con cuidado el intestino de las gambas, aquel hilo oscuro que va de la cabeza a la cola.
  2. Pelar y retirar el germinado interior de los dientes de ajo y laminarlos. Si queréis utilizar guindilla para darle un toque picante, limpiarla también y laminarla.
  3. Poner una cazuela o sartén pequeña al fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, añadir el ajo laminado (y opcionalmente la guindilla), y confitar a fuego muy lento unos minutos vigilando que no se queme.
  4. Incorporar las gambas, salar ligeramente y cocer medio minuto por cada lado.
  5. Añadir el brandy y flambear.
  6. Cuando se haya apagado la llama, cocer 1 minuto más para acabar de reducir el alcohol. Vigilar no cocer en exceso las gambas. Es mejor que queden un poco crudas y no demasiado hechas. Las gambas son un marisco muy delicado que conviene no cocer mucho si se quiere disfrutar de todo su sabor y textura.
  7. Apagar el fuego, esparcir por encima el perejil picado y servir las gambas al brandy inmediatamente.

 

Resumen
recipe image
Nombre receta
Gambas al brandy
Fecha publicación
Tiempo preparación
Tiempo cocción
Tiempo total
Valoración media
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)